La limpieza asegura un buen funcionamiento de las resistencias.

19-07-2019

La limpieza asegura un buen funcionamiento de las resistencias.

El mantenimiento periódico y la limpieza alargan la vida de la resistencia y nuestros equipos de calefacción.

Por todos es conocido el problema que acarrea la suciedad sobre las resistencias, ya sea en forma de cal u otros residuos. Desde muy pequeños hemos crecido con anuncios de televisión de productos de limpieza que nos aseguraban una larga vida para nuestras lavadoras. En el caso de las resistencias para la industria pasa exactamente igual, la cal del agua u otras impurezas del líquido a calentar pueden comportar problemas de disipación, no alcanzar la temperatura deseada y forzar la resistencia aumentado a su vez la corrosión de los elementos calefactores.  Si el mantenimiento es bajo, puede incluso llegar a fundir la resistencia provocando paradas no deseadas de máquina y serios problemas.

Para evitar esto, el mantenimiento y la limpieza periódica  de los equipos eléctricos de calefacción es fundamental.  Desde Resistencias Tope recomendamos el uso de agentes de limpieza y/o descalcificación que estén libres de cloruro y aprobados para los materiales respectivos. Los limpiadores que contienen cloruro dañan extremadamente las superficies de calentamiento aumentando la corrosión del tubo.  En muchas ocasiones será necesario también una limpieza mecánica. Un solo baño en estos agentes de limpieza no supone una acción correctiva lo suficientemente eficiente. 

Desde Resistencias Tope le ayudamos a diseñar y dimensionar su equipo de calefacción más apropiado según su aplicación.  Con ello, el adecuado mantenimiento y la limpieza periódica  se asegurarán que tanto sus resistencias de inmersión como sus calentadores de paso tengan una gran eficiencia y una larga vida que le permitirá ahorrar en costes de producción.